El pentagrama y sus partes

    el-pentagrama

    El pentagrama y sus partes

    El pentagrama es indispensable en la teoría musical. Todo lo que conocemos, la melodía que se construye a partir de escalas y acordes e incluso las mismas notas musicales dependen en gran medida del pentagrama.

    El pentagrama hace referencia a aquel conjunto de líneas horizontales ubicadas paralelamente. Se trata de 5 líneas donde se plasman las notas musicales y todo tipo de signos de notación musical.

     

     

    Historia del pentagrama

    El pentagrama surge casi al mismo tiempo que las notas musicales. Durante la edad media se vio la necesidad de crear una notación musical que hiciera más fácil el entendimiento de la música, especialmente de los cantos gregorianos.

    La edad media se caracteriza por estar en dominio de la iglesia. Durante esta época el cristianismo tomó una gran influencia en el mundo y se difundió por toda Roma. Por eso, al utilizarse la música en las misas y rituales canónicos se hizo necesaria la creación de este sistema musical por parte de la misma. 

    Con el paso del tiempo hubo distintos aportes a la creación de esta notación musical, unos más difíciles que otros. Es con el monje Guido de Arezzo que se mejoró este sistema a uno más fácil y rápido de interpretar.

     

     

    Arezzo inventó una fórmula de 4 líneas, denominado tetragrama junto con los intervalos de tercera. Tiempo después este aporte fue modificado por el italiano Ugolino de Forleni y se convirtió en lo que hoy conocemos como pentagrama o pauta de 5 líneas.

     

    ¿Para qué sirve el pentagrama?

    El pentagrama tiene como función principal la ubicación de los signos musicales en sus líneas, con el fin de facilitar la lectura y reflejar el sonido que se desea producir, conforme a la posición y altura de los mismos.

    Tales signos pueden ser ubicados en diversas posiciones, ya sea por encima, dentro del pentagrama o debajo de este.

     

    Partes del pentagrama

    En el pentagrama hay unos signos específicos que suelen ser ubicados entre sus líneas, los cuales son los siguientes: las notas musicales, el tempo, la armadura, los silencios, la clave, el carácter y el compás.

     

    1. Las notas musicales

    A diferencia de los signos musicales estas no se leen sino que se escuchan. Se trata del sonido que desprende cierta vibración con una frecuencia normalmente constante.

    Es decir, se trata del sonido que tiene una determinada frecuencia. Estos son Do, Re, Mi, Fa, Sol, La, Si.

     

    1. El tempo

    En palabras sencillas el tempo se utiliza para determinar la velocidad con la que debe ir una pieza musical. En términos musicales también suele ser llamado como movimiento o aire.

    El tempo suele ubicarse en la parte superior del pentagrama, justo al comienzo de la partitura y se representa con un número.

     

    1. La armadura

    En la terminología musical también se le denomina armadura de clave. Se trata del grupo de notas alteradas que desde el inicio del pentagrama indican la frase musical sobre la cual primará la tonalidad de la pieza. Es decir, puede tratarse de una nota sostenida o de una nota bemol.

    La diferencia consiste en que la nota alterada sostenida busca afectar la altura de la nota aumentándole su semitono. Mientras que la nota alterada bemol en lugar de aumentar la altura, busca reducirla a un semitono.

     

    1. Los silencios

    El silencio se refiere a la misma pausa que se toma antes de continuar con la siguiente nota. En palabras sencillas, es el tiempo en que debe durar una pausa en la pieza musical.

     

    1. La clave

    La clave hace referencia al signo que indica la altura en la cual se encuentra la nota encontrada en el pentagrama. Este signo busca asignar una nota a la línea del pentagrama correspondiente y nombrar las demás respecto de esta.

     

    1. El carácter

    Se refiere a un sentido más subjetivo, mediante el cual busca manifestarse los sentimientos que expresa la pieza musical. Como sucede por ejemplo con los caracteres de maestoso (majestuoso), giocoso (con gracia), agitato (excitado), animato (animado), lacrimoso (con tristeza), piacévole (placentero), entre otros.

     

    1. Compás

    El compás se refiere a la entidad métrica musical que se encuentra compuesto por variadas unidades de tiempo, especialmente representado por la negra o la corchea.

    Estas unidades de tiempo son organizados en grupos para darse una contraposición entre las partes que son acentuadas y átonas.

    Así las cosas, el compás se representa en el pentagrama con un numerador y un denominador. El primero indica el número de tiempos que componen el compás. Mientras que el denominador le da valor a estos tiempos respecto de la unidad, como sucede por ejemplo con la redonda.

     

    Si tienes alguna sugerencia no olvides dejar tus opiniones y preguntas en la sección de comentarios. También puedes entrar a nuestro canal Estudiantes del Siglo en YouTube o a nuestra página web estudiantesdelsiglo.com donde te informarás sobre diversos temas que te ayudarán en tu vida como estudiante.

     

    Etiquetas:

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *