Los Diez Mandamientos

    Los Diez Mandamientos

    Los Diez mandamientos de la ley de Dios son las reglas religiosas que se vivencian en la Religión católica. Estos toman el reemplazo de las reglas o mandamientos bíblicos que había dado Dios a Moisés. El Cristianismo, el Judaísmo y el Islam, son las principales religiones Abrahámicas en las cuales estos mandamientos son vistos como la base moral. Cuando se va a adquirir la penitencia se prevé el cumplimiento de estas reglas.

     

    Los Diez mandamientos y su explicación

     

    Primer mandamiento

    • Amar a Dios sobre todas las cosas

    En este primer mandamiento lo que nos quiere decir es que la prioridad en cada uno de nosotros debe ser Dios, ya sea amar en vida o aferrarse a alguien o algo, es decir el primer puesto a Dios y luego lo demás. Muchas veces las personas prefieren cosas vanas o pasajeras y se olvidan por completo de la existencia de Dios, allí es donde hace hincapié este mandamiento, puesto que todas las cosas vienen de él y por ello se le debe amar por encima de todo. 

    Segundo mandamiento

    • No tomar el nombre Dios en vano

    Aquí nos hace referencia de que antes de mencionar el nombre de Dios en algo a lo cual nos estamos comprometiendo cumplir, debemos estar seguros de hacerlo y que esto sea verdad. Hablamos de jurar en vano, así que hacer promesas en nombre de Dios es algo que debes pensarlo cuando lo menciones.

    Tercer mandamiento

    • Santificar las fiestas

    En este mandamiento vemos presente la devoción y cumplimiento que se debe tener por las fiestas cristianas. Se deben celebrar, guardar y hacer cumplimiento, como por ejemplo, la Eucaristía o los domingos de ir a misa.

    Cuarto mandamiento

    • Honrar a padre y madre

    Este mandamiento es muy específico lo que nos hace referencia al respeto y lealtad que se debe tener ante nuestros padres.

    Quinto mandamiento

    • No matarás

    Como es claro, el único que tiene posesión sobre la vida es Dios por lo que matar a alguien se incurre en un pecado grave y se está desafiando a sus mandatos .

    Sexto mandamiento

    • No cometer actos impuros 

    Nos hace mención a que no se debe cometer el acto sexual solo por placer carnal y complacencia, sino que solamente es permitido para la reproducción.

    Séptimo mandamiento

    • No robarás 

    Tomar posesión de las cosas o bienes ajenas que no son de tu propiedad es un pecado grave, por lo que estarías desobedeciendo a las leyes de Dios.

    Octavo mandamiento

    • No dar falso testimonio ni mentir

    El hecho de decir mentiras es un pecado grave en la religión católica ya que se está negando la verdad.

    Noveno mandamiento

    • No consentirás pensamientos ni deseos impuros 

    Vemos presente el anterior mandamiento de no cometer actos sexuales, lo que este mandamiento nos dice es que, no debemos tener consentimiento para que estos actos se lleven a cabo ni tampoco tener pensamientos o deseos que lo inciten.

    Décimo mandamiento

    • No codiciar los bienes ajenos 

    En este mandamiento lo que nos mencionan es que no debes desear los bienes que el otro tiene ni mucho menos arrebatarlos.

    Los Diez mandamientos de la ley de Dios corresponden al Antiguo y Nuevo Testamento. En tanto que hablamos del nuevo testamento, Jesucristo determinó el carácter valido y de la misma forma instruyó a sus servidores, es decir a sus discípulos para guiarlos a la perfección. Tanto así que adquiere una justicia suprema más que en aquel entonces poseían los escribas y fariseos.

    Estas Diez reglas o mandamientos son la base y cimientos de la moral del cristianismo católico. Podemos también ver que, así como la religión católica tiene tan presentes estos mandamientos, hay otras religiones que no consideran estos cambios de los mandamientos que se le otorgaron a Moisés. Consideran que los instruyó y escribió Dios mismo, por eso son eternos y nadie puede ejercer cambios sobre las leyes morales que nos ha impuesto Dios.

    Si quieres saber más acerca de los mandamientos y cómo Dios los instituyó puedes ver el siguiente video.

     

    Nos alegra mucho que hayas llegado hasta aquí, te invitamos para que te suscribas a nuestra plataforma educativa Estudiantes del Siglo para que no te pierdas ninguno de nuestros artículos. Visita nuestro canal de YouTube y haz parte de esta gran comunidad. Deja tus aportes y sugerencias en la sección de comentarios.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *