Origen de las normas morales

    Origen de las normas morales

    Las normas morales son aquellas reglas de comportamiento que impone la misma sociedad sobre la forma de actuar de las personas. Buscan distinguir sobre lo que est√° bien y lo que est√° mal.

    Estas comenzaron a ser discutidas desde la antig√ľedad por importantes fil√≥sofos y pensadores. Por eso a continuaci√≥n te hablaremos sobre el origen de las normas morales.

    Origen de las normas morales

    Es a partir del relativismo moral de los sofistas que comienza a hablarse sobre las normas morales. Ellos establecían la teoría de que era imposible determinar sobre lo que es moralmente correcto y lo que no, ni con un pensamiento natural ni racional.

    Para los sofistas las normas morales son de procedencia meramente convencional, donde la sociedad acepta dichas normas por mera conveniencia o interés. Es por esto que los sofistas siempre defendieron un carácter convencional tanto para las instituciones políticas como para las normas morales.

    Los sofistas dec√≠an que aquello que se consideraba justo o injusto, bueno o malo, no era en ning√ļn momento fijo, inmutable, ni absoluto. Nada de esto era universalmente v√°lido pues no ten√≠a ni una creaci√≥n natural ni racional sino que se basaba en el simple convencionalismo.¬†

    Es por esto que para determinar las normas morales los sofistas hacían una comparación entre las leyes vigentes, las normas morales de la época y la naturaleza humana.

    Para los sofistas la virtud moral o el areté se trata simplemente de un punto de vista subjetivo. La moral depende del comportamiento humano y de la época en la que se vive. Esto en razón de que el comportamiento humano siempre depende de la opinión o la crítica de la sociedad, por eso las normas morales estriban de este convencionalismo.

    Todos los fil√≥sofos y pensadores que se han planteado la inc√≥gnita sobre el origen de las normas morales han tenido que comparar las conductas vigentes con la propia naturaleza humana. Lo √ļnico cierto es que lo inmutable y lo verdadero es la naturaleza humana.

    El problema de la naturaleza humana es que se trata de un principio din√°mico que siempre est√° en movimiento. Este principio se basa en las actividades y operaciones que son intr√≠nsecas del ser. Por tal motivo, la √ļnica forma de definir la naturaleza humana es observando lo que es propio del ser y de la forma con c√≥mo se comportan los hombres en sociedad.

    La razón de que la naturaleza humana es dinámica se debe a que el ser humano por sí mismo es propenso a adaptarse y aprender. Debido a que el comportamiento humano se encuentra condicionado por el aprendizaje, por las normas inculcadas en determinada época de la vida y por los hábitos que se adquieren, definir unas normas morales inmutables, universales y verdaderas hace una tarea casi imposible de definir.

    A pesar de esto, los sofistas terminaron condicionando dos normas morales que surgen por la naturaleza humana, es decir normas naturales de comportamiento. Los sofistas de segunda generaci√≥n como Calicles y Tras√≠maco tomaron como punto de referencia a los ni√Īos y los animales. Fue as√≠ como determinaron las normas morales como elementos culturales que se adquieren. Establecieron que las dos √ļnicas normas naturales del comportamiento humano son la b√ļsqueda del placer y aquella que se rige por el dominio del m√°s fuerte.

    Así las cosas, los primeros sofistas solo defendían las normas morales como convencionales. Por otro lado, los más nuevos además de configurarlas como convencionales también le dieron un sentido antinatural por ser contrario a la naturaleza.

    Sin embargo no fueron √ļnicamente los griegos antiguos quienes se interesaron en discutir el tema de las normas morales. Pensadores durante todos los siglos y √©pocas se han interesado en su origen y existencia. Esto sucedi√≥ por ejemplo con Immanuel Kant y su teor√≠a sobre lo imperativo categ√≥rico, donde se√Īala a las normas morales como algo imperativo e imperioso. Es por esto que habla de que el comportamiento humano y la voluntad de actuar deben ir de acuerdo a lo que se considera universalmente aceptable.

    Teoría sofista y socrática 

    Filósofos y estudiosos del tema han debatido constantemente sobre las normas morales. Por eso se destaca el debate primordial entre la teoría sofista y la socrática.

    Para los sofistas las normas morales existen por la opini√≥n o la critica que tienen las personas de una sociedad en determinada √©poca. Por otro lado, para S√≥crates la moral y la virtud adem√°s de ser conocida tambi√©n puede ser ense√Īada.

    Es decir que para los sofistas la moral no puede ser ense√Īada, tal vez puede persuadirse a la sociedad sobre su conveniencia pero no ense√Īarse. Mientras que S√≥crates defiende la ense√Īanza de la moral.

    blob:https://www.youtube.com/5cd9ce47-e09b-4f63-9d73-75a0a54b4a01

    Si tienes alguna sugerencia sobre el origen de las normas morales no olvides dejar tus opiniones y preguntas en la sección de comentarios. También puedes entrar a nuestro canal Estudiantes del Siglo en YouTube o a nuestra página web estudiantesdelsiglo.com donde te informarás sobre diversos temas que te ayudarán en tu vida como estudiante.

    Etiquetas:

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *